berenjenas rellenas

Berenjenas rellenas – Platos de invierno (I)

Mmmm.. Las berenjenas rellenas son un plato sano y contundente para estos días de frío. ¡Y además están de muerte!

Os cuento en esta receta cómo las cocino yo.

Ingredientes

  • De 4 a 6 berenjenas (dependiendo de si son pequeñas o grandes)
  • Unos 500 gr. de carne picada (yo prefiero que sea de pollo para que sea un plato más ligero)
  • 2 tomates grandes o 4 medianos
  • 200 gr. de zanahoria a trocitos muy pequeñitos
  • Daditos de jamón york (opcional)
  • Unas 6-8 lonchas de queso para fundir (que me han faltado en la foto)
  • Apio
  • Pimienta y sal

ingredientes berenjenas

*Como siempre, las cantidades pueden variar según gustos o disponibilidad del producto.

Modo de preparación

Lo primero es preparar las berenjenas

En primer lugar, cortaremos las berenjenas por la mitad. Extraeremos toda la pulpa que podamos, dejándolas uniformes y redonditas por dentro.

Les haremos unos cortes o incisiones dejándolas marcada con cuadraditos para que se hagan bien en el horno.

Y por último, las pintaremos con leche para que no se amarguen con la ayuda de un pincel. Si no tenemos pincel, la podemos salpicar con las manos o extendiéndola con la ayuda de los dedos.

 

berenjenas mitades

Ponemos las berenjenas al horno unos 10 minutos (a 200º). Así evitaremos que luego queden muy duras o crudas.

al horno

Para que no se nos queden negras o que la leche se evapore muy rápido sin hacer su efecto “desacidificador”, las taparemos con papel de aluminio.

tapar las berenjenas

Comenzamos ahora con el sofrito

Para preparar el sofrito, cortaremos a daditos la zanahoria pelada y también unas ramitas de apio. Calentaremos agua…

apio y zanahoria

…Y pondremos a hervir estos daditos durante unos 10 minutos.

hervir apio y zanahoria

Mientras hierve, cortaremos también en pequeños dados la pulpa que nos ha sobrado de vaciar las berenjenas. Pondremos estos daditos a remojo en leche para quitarles la acidez.

daditos berenjenas

Mientras hervimos las verduras y dejamos a remojo la berenjena, vamos desmigando  la carne picada, cortando el jamón york a daditos y triturando los tomates.

tomate y carne picada

Una vez lo tengamos todo preparado, encendemos el fuego y ponemos una sartén a calentar con un poco de aceite.

Lo primero que añadiremos a la sartén será la carne picada para empezar a cocinarla. Una vez haya perdido el color rosado, añadiremos los daditos de jamón york (si los tenemos). Removeremos de vez en cuando hasta que vaya quedando todo doradito.

sofreir carne picada

Una vez hayamos dorado un poco la carne, añadiremos el tomate triturado.

tomate y carne picada

Cuando veamos que la carne empieza a tomar un poco de color del tomate, será el momento de incorporar los daditos de zanahoria y de apio que teníamos hirviendo.

sofrito con zanahoria y apio

Cuando todo empiece a ligar con el tomate, añadiremos los daditos de berenjena hasta que vaya tomando el color del tomate.

sofrito con berenjena

Nuestro sofrito estará listo cuando todo esté bien ligado con el tomate que ya casi estará evaporado o muy denso. Será el momento de rectificar de sal y de pimienta, darle un par de vueltas más y, ¡sofrito listo!

sofrito

Ahora… ¡al horno!

Una vez llegados a este punto, sobre la bandeja del horno iremos rellenando las mitades de berenjena ya cocinadas con nuestro sofrito. Lo más probable es que tengamos cantidad suficiente como para colmar bien nuestras berenjenas.

berenjenas al horno

El último paso es extender trozos de las lonchas de queso sobre las berenjenas para dejarlas más o menos cubiertas de queso.

gratinar las berenjenas

Calentaremos las berenjenas al horno durante unos 15-20 minutos más.

Y luego, cambiaremos la modalidad del horno a gratinado durante unos 4 minutos para conseguir que una vez fundido el queso quede bien doradito.

¡Y listo!

Una vez sacadas del horno, nuestras berenjenas estarán listas para comer.

Si las  berenjenas son muy grandes, con una mitad yo tengo suficiente. Pero si las berenjenas son pequeñitas, habrá que poner dos mitades para completar la ración.

berenjenas rellenas

Este plato es perfecto para guardarlo en fiambreras y comerlo en el trabajo. Incluso aguanta muy bien el congelado. Así que si nos sobran muchas, al congelador y a seguir disfrutando de las berenjenas dentro de unas semanitas.

¡Que aproveche! Espero que las disfrutéis.

Muak.

Deja un comentario