fajitas

Fajitas sanas y muy suaves

Las fajitas son una comida divertida y fácil de cocinar. Además, son rapidísimas de cocinar y pueden convertirse en un plato sano y ligero. Todo depende de los ingredientes con los que las rellenemos.

Os enseño dos de mis versiones de fajitas (ya sabéis que me gustan los alimentos suaves y que no piquen, así que no os esperéis un plato potente y peleón porque no lo encontraréis).

¿Os quedáis a leerlo?

Ingredientes:

  • Un par de calabacines
  • Cuatro tomates pequeños o dos grandes
  • Una berenjena pequeña (opcional)
  • 300 gr. de pechugas de pollo fileteadas
  • Pan de tortillas (fajitas) mexicanas
  • Sal y pimienta.

Ingredientes fajitas suaves

Preparación:

Cortamos el calabacín a tiras (y también la berenjena, si finalmente la hemos añadido a nuestra receta). No es necesario pelar las verduras ya que la piel le da una textura más consistente a nuestro salteado.

Trituramos los tomates (tampoco será necesario pelarlos).

Tomate y calabacín para las fajitas

Salteamos las verduras en una sartén, a fuego fuerte. Cuando empiezan a estar doraditas añadimos el tomate triturado y vamos removiendo hasta que se evapore todo y quede una masa espesa. Este  también será el momento de rectificar de pimienta y de sal.

Mientras tanto, troceamos los filetes de pechuga y los cocinaremos a la plancha.

fajitas

Por último, calentaremos el pan de fajitas según las instrucciones que nos indique el paquete.

Montamos nuestras fajitas a nuestro gusto… ¡y listo!

Fácil, ligero y rápido, ¿verdad? 🙂

Otra versión de fajitas suaves

Aquí os dejo otra versión de este plato mexicano que también es bastante ligera y muuuuy sabrosa.

Fajitas de pollo, guacamole y queso:

Solo necesitamos: pan de fajitas, queso para fundir, pechugas troceadas a la plancha y guacamole suave. Podéis consultar mi receta personal de guacamole aquí.

fajitas con guacamole

Y solo queda disfrutar.

Espero que os animéis a cocinar estas recetas. Son facilísimas, rápidas e ideales para llevar al trabajo o de excursión. ¡Y además son muy sanas! Son una forma ideas de comer verduras sin que resulte aburrido.

Hasta el próximo post.

 

*Truco:

Para que las fajitas no chorreen ni se os desmonten, esta es la forma correcta de doblarlas 😉

cómo doblar las fajitas

 

Comentadme vuestros resultados aquí abajo y mandadme fotos. Estaré encantada de leeros 🙂

Deja un comentario