Fotos románticas para decorar

Este mes es el mes del amor, ¡llega San Valentín! La verdad es que yo no soy muy partidaria de hacer grandes celebraciones este día, aunque por supuesto ¡a nadie le amarga un dulce!

Por eso, nunca está de más tener un pequeño detalle con la pareja (siempre y cuando se haya llegado a este acuerdo entre los dos, no vaya a ser cuestión de que uno regale y el otro no, que eso siempre le deja a uno muy mal cuerpo).

Una buena idea para ahorrarse dolores de cabeza buscando el detalle ideal es acordar regalar una cosita de decoración para la casa: “ni pa’ ti, ni pa’ mí”, terreno neutral. Pero una cosita romántica, no se me vayan ustedes a asustar. ¿Os lo habíais planteado alguna vez? Pues ahí dejo yo esta sugerencia de regalo por si la queréis poner en práctica.

Resulta que hace unos meses hicimos una sesión de fotos con unos chicos muy majos de (Diafragma Zero). Las fotos quedaron muy chulas con la luz del atardecer en El Saler. ¿Y qué puede haber más romántico que hacer una selección de fotos en pareja para decorar el dormitorio donde se comparten sueños y ensoñaciones?

¡PUES MANOS A LA OBRA!

Vamos a hacer una composición de fotos original que podamos ver cada día al despertarnos.

  • PASO 1. Hacer una selección de fotos que nos gusten (esto os lo dejo a vuestro libre albedrío, pero os aconsejo que sean fotos luminosas o al menos con un toque un poco artístico para que cumplan mejor su función decorativa, aunque por supuesto, tienen que ser fotos que sean especiales para los dos).

fotos

  • PASO 2. Elegir un tipo de marco que pegue con la habitación donde vayamos a ubicar las fotos. Por ejemplo, esta composición iba a situarse en el dormitorio, donde todos los muebles son o blancos o de color haya, así que, ¿qué mejor marco que estos en color haya de Ikea?).

marco

Deberemos comprar tantos marcos como fotos tengamos ¡y fijarnos bien en que las medidas del marco se correspondan con las de nuestras fotos! Para tomar las medidas tendremos que tener en cuenta si queremos poner las fotos con paspartú o no (ese cartoncito, generalmente blanco, que se deja ver entre la fotografía y el marco)

  • PASO 3. Si vamos a poner paspartú, será mucho más cómodo si pegamos la fotografía en el centro del papel que regalan con el marco, así nuestra foto no bailará ni se caerá abajo cuando pongamos el marco en vertical. Esta tarea es más fácil si tenemos stickers adhesivos de doble cara como los que os enseño en la imagen (existen de muchas marcas: Hofmann, Apli… y los podéis encontrar en tiendas de fotografía).

stickers fotos

Si no tenéis este tipo de pegatinas en casa, siempre lo podéis hacer al modo tradicional con pegamento de barra.

foto

Si no le vais añadir paspartú, podéis obviar este paso ya que en teoría vuestra fotografía encajará a la perfección con el marco.

  • PASO 4. Ahora hay que montar el marco. El orden correcto sería: introducir en el marco primero el cristal, a continuación el paspartú (si procede), luego el papel con la fotografía y por último la tapadera del marco.

marco con foto

  • PASO 5. ¡Ya tenemos montadas nuestras fotografías! Así quedaría el resultado. Ahora solo queda colgarlas.

montar una fotografía

  • PASO 6. Pero antes de colgarlas de forma definitiva, comprobemos qué composición nos gusta más: ordenada, desordenada, con los marcos pegados entre sí, separados… Para hacerme una idea de lo que me gustaba más, yo primero coloqué todas las fotos sobre la cama y empecé a organizarlas de forma distinta para comprobar qué configuración me gustaba más.

composición de fotos

  • PASO 7. Colgar los marcos en la pared según la disposición que hayamos planeado. Podemos colgarlos con el tradicional taco y alcayata o con cinta de doble cara, o con cualquiera de las múltiples posibilidades que se nos presentan hoy en día.

composicion, pared con cuadros

Et voilà! Aquí lo tenéis. ¿Os gusta? A mí me parece una idea genial para personalizar nuestro hogar con recuerdos e imágenes importantes para nosotros, es una manera de hacerlo más nuestro, porque cada rincón es especial 🙂

 

PD: Os contaré un secreto: además de estas fotos que hemos colocado mi chico y yo con mucho cariño, tengo otra sorpresita para él. Pero esa es secreta y hasta que no pase el 14 de febrero no puedo desvelárosla porque él se enteraría. Así que si tenéis un poco de paciencia, a principios de marzo os contaré de qué se trata.

Deja un comentario