alt "accesorios elegantes"

Más accesorios para el baño

Hace unos meses os hablaba de que los accesorios de baño también imprimen personalidad y estilo dentro de los aseos.

Los colores vivos le dan un carácter alegre y vital a los cuartos de baño. Los materiales naturales confieren un aspecto rústico si se combinan con mimbres, maderas o elementos vintage, pero también pueden resultar elegantes si se combinan con líneas sencillas y colores neutros.

Este último caso es el que aplica en el baño marrón de mi hogar. Los colores beige y marrones, aunque restan luz, suman distinción (o eso me gusta pensar a mí).

alt "pizarra"

Como os comenté en el post de Un baño más serio, para huir de la absoluta monocromía chocolate, el suelo de este baño es de color pizarra. Así que, ¿por qué no jugar con este color en los accesorios?

La verdad es que cuando comencé la búsqueda de los accesorios para este baño, no tenía una idea concreta de lo que quería. Pero al ver estas jaboneras hechas de pizarra en Casa Viva lo tuve claro: era un material duro, resistente y ¡a juego con lo que ya tenía!

*Semanas más tarde comprobé que este mismo juego de baño (o uno muy parecido), estaba también en Leroy&Merlin, probablemente incluso más barato. Pero bueno, los arrebatos son los arrebatos (y admito yo no suelo tener muchos).

Este juego lo forman la jabonera, el dosificador y el portacepillos. Y a día de hoy os puedo confesar una cosa: cuando todavía estábamos reformando la casa, llenamos el dosificador con gel para poder lavarnos las manos después de pintar, limpiar, lijar y todas esas tareas que conlleva una mudanza. Como casi cualquier proceso de adecentamiento de un hogar, se trata de un período largo en el que la paciencia juega un papel importante: no todos los materiales y muebles se encuentran a la primera y si se encuentran, tal vez en ese momento no tenemos ahorros suficientes como para adelantar la faena al ritmo que nos gustaría. Así que tras dos semanas de parón durante las reformas, al ir a utilizar de nuevo el dosificador de jabón ¡sorpresa! Estaba obstruido de forma irremediable. Probé con agua caliente, agua fría, más jabón, un palillito para ver si se desatascaba… ¡nada! Así que declaro oficialmente que nunca he podido estrenar en condiciones el juego completo de este baño.

alt "accesorios"

Ahora, la jabonera que uso habitualmente es el tradicional platito para colocar la pastilla de jabón. Tiene mucho menos riesgo de fallo en el funcionamiento 😛

¡Ah! Y si os interesa saber de dónde adquirí esta falsa orquídea: fue un regalo de estas Navidades de mi tía. Pero por el papel del que lo desenvolví, puedo deciros que lo compró en tiendas Sia. ¿Da el pego?

Un saludo y hasta el próximo post.

Deja un comentario