interior de un vestidor

¡Al fin…! El sueño del vestidor

Bueno, ¡por fin os enseño el vestidor concluido!

Ya os dije que no era un vestidor enorme: en el espacio libre interior (130×82 cm) no se puede bailar ni jugar una partida de tenis, pero desde luego el vestidor desempeña a la perfección su función de almacenaje de ropa. Y una gran ventaja de tener esta capacidad de almacenamiento es que ¡me libro de los tediosos cambios de armario estacionales!

vestidor con ropa
Interior del vestidor y pared de la izquierda

Como me dijeron algunos carpinteros, sí, es un espacio apretado para meter un vestidor; pero en él ¡cabe de todo! Todo ello distribuido en tres paredes vestidas en forma de C.

Distribución del vestidor

En la pared de la derecha hay un bloque de cajones donde guardo pijamas de verano, pijamas de invierno y bolsos de mano. También en los estantes guardo jerseys, y meto en cajas los pañuelos y la ropa de baño. La barra colgadora va destinada a los abrigos y prendas muy largas, y la parte de abajo a alguna que otra maleta.

armario colgador
Barras colgadoras para guardar la ropa en perchas en la pared derecha del vestidor

En la pared de la derecha hay dos barras colgadoras: en la superior guardo todos los vestidos y blusas, en la inferior todas las faldas y los pantalones. Así todo queda dividido en ropa de arriba y ropa de abajo. ¡Ah! Y también hay un altillo donde guardar los zapatos que no tengo en uso en cada temporada (como visteis recientemente en el post de Cajas de zapatos para ordenarnos un poco la vida).

cajones vestidor armario gato
Ru investigando la parte central del vestidor

En la parte central del vestidor hay un bloque de cajones destinados a guardar la ropa interior, medias y leggins (se acabó guardar estas cosas en la mesita de noche). Además, esta parte del vestidor es la que tiene la mayor parte de los estantes, ahí es donde guardo las camisetas, y suéters (a la izquierda las de verano y a la derecha los de inverno). La pequeña barra colgadora de este bloque la utilizo para colgar la ropa que denomino “a medio uso”: una chaqueta que me puse una horita cuando refrescaba una noche, unos pantalones que me puse para bajar la basura… es ropa que no está sucia, pero tampoco está limpia, y en este hueco del armario encuentra su limbo perfecto para caerse muerta.

Por cierto, ¿habéis visto a Ru? Siempre os digo que el que se cuela en las fotos es Sauron, pero en esta caso era Ru la que estaba bambando por ahí 🙂

estantería armario
Armario con estantes anejo al vestidor

Fuera del vestidor, aunque anejo a él y compartiendo puertas correderas se encuentra esta estantería donde guardo zapatos, ropa de cama, sombreros, etc.

¡Así que de esta forma se organiza mi vestidor! Aunque fue un poco frustrante encontrarme con carpinteros que no veían todo el potencial a este hueco en la habitación y con electricistas que no veían la posibilidad de incluir una luz en el mismo, ¡al final ha cabido todo dentro! ¿os gusta?

¿Es una locura? Tal vez, pero una vez más, este es un ejemplo de que no debéis rendiros frente a lo que os digan los demás. En vuestra casa, mandáis vosotr@s. ¡Ánimo  y empeño con ello!

Deja un comentario