El sábado pasado fui elegida para presentar y locutar el «Ajedrez Viviente de Xàbia» que acogió el Oceanogràfic con motivo del OceanFEST, un encuentro artístico, educativo, musical y lúdico para la concienciación sobre la preservación del mar.

Con una obra delicada, que mezcló artes como la danza, la interpretación, un original vestuario creado con residuos y una magnífica orquesta en directo, que cautivaron al público a través de una historia acerca de la importancia de cuidar y preservar los océanos.  

Este grupo teatral abordó de una forma innovadora el centenario del Ajedrez Viviente, que consiste en disputar una partida en vivo con piezas humanas en un tablero de grandes dimensiones. Los dos bandos de la batalla son la raza humana (Humanitas) contra la inmensidad de los océanos.

A través de una expedición submarina en l’Illa del Portitxol, Humanitas descubre un gran secreto: no estamos solos. En las profundidades reside una civilización milenaria que venera al mundo de arriba, desde donde desciende todo aquello con lo que se visten y construyen sus casas, consideran como un regalo de los dioses a todo aquello que viene de arriba. Sin embargo, no todo es un camino de rosas: una epidemia ha empezado a asolar a los marinos y nadie sabe por qué. ¿Serán los regalos del mundo de arriba realmente una bendición?

Alicia Hernandez presentadora

Aquí os dejo parte de mi intervención como presentadora. La lectura de cada jugada de ajedrez supuso también todo un reto.

Alicia Hernández presentadora

Allí, conocí en persona al actor de doblaje Salvador Aldeguer (Patxi), que prestó su voz como narrador de la historia creando una atmósfera que sumergió al público en la historia con la elegancia que le caracteriza.

Como podéis imaginar, salí feliz de aquel evento en el que sentí tantas artes y talentos sobre el escenario :)

Deja un comentario